top of page

Nuestro MAR. Nuestra responsabilidad



Para el Caleuche y su tripulación de Marinos Caleuchanos, el MAR es su hogar y hoy queremos poner el ojo en nuestra querida costa, tan extensa y variada, que como el mundo entero sufre por los estragos del cambio climático y la acción humana.


Te invitamos a conocer un poco más nuestro MAR y cómo podemos ayudar a su descontaminación.


El mar de Chile es uno de los más largos y estrechos del mundo, ubicado en la costa oeste de América del Sur. Su extensión se extiende desde el límite sur de Perú hasta la región de Magallanes en el extremo sur de Chile, cubriendo una distancia de aproximadamente 4.270 km.


La costa chilena se caracteriza por tener una topografía variada, con acantilados, bahías, fiordos y estuarios. Esto, junto con las corrientes marinas y la presencia de zonas de alta productividad biológica, contribuye a la gran diversidad de flora y fauna marina de la zona.

En cuanto a la flora, la costa de Chile es conocida por la presencia de algas marinas, que pueden alcanzar grandes tamaños y son una fuente importante de alimento para muchas especies de la zona. También se pueden encontrar diversos tipos de vegetación costera, incluyendo matorrales, bosques de coníferas y selvas valdivianas.


En cuanto a la fauna, el mar de Chile es un hogar importante para una gran variedad de especies marinas. Algunas de las especies más destacadas incluyen ballenas, delfines, pingüinos, leones marinos, focas y una amplia variedad de peces y crustáceos. También se pueden encontrar aves migratorias que utilizan la costa chilena como punto de parada en sus rutas migratorias.


Lamentablemente, el mar de Chile no está exento de la contaminación por basura, plásticos y otros elementos. La gran cantidad de actividades humanas, como la pesca, la navegación y el turismo, generan residuos que pueden terminar en el mar, y esto afecta a la vida marina y a los ecosistemas.


Según estudios, se estima que en Chile se generan alrededor de 17 millones de toneladas de residuos al año, y una parte de ellos termina en el mar. En algunas zonas costeras, se han encontrado cantidades significativas de plásticos, especialmente en playas y estuarios. Además, la contaminación por microplásticos también es un problema creciente en el mar de Chile.


Para combatir esta situación, en Chile se han implementado diversas iniciativas y políticas para la gestión de residuos y la protección del medio ambiente marino, pero aún queda mucho por hacer. Es importante tomar conciencia de la importancia de cuidar el mar y los recursos naturales, y tomar medidas para reducir la cantidad de basura y plásticos que generamos en nuestra vida cotidiana.


Aquí van algunas acciones que podrían beneficiar directamente a la descontaminación de nuestro MAR.

  1. No arrojar basura al mar: Una de las principales fuentes de contaminación del mar son los desechos que las personas arrojan en la costa y en las playas. Es importante que las personas tomen conciencia de la importancia de mantener limpio el entorno marino, y que depositen los residuos en los lugares adecuados.

  2. Utilizar productos biodegradables: Muchos de los productos que utilizamos en nuestra vida cotidiana pueden ser perjudiciales para el medio ambiente. Por eso, es importante elegir productos biodegradables y evitar los productos químicos que puedan contaminar las aguas del mar.

  3. Controlar el uso de pesticidas y fertilizantes: Los pesticidas y fertilizantes que se utilizan en la agricultura pueden filtrarse en las aguas subterráneas y terminar en el mar. Es importante que se tomen medidas para controlar su uso y evitar la contaminación del agua.

  4. Cuidar la flora y fauna marina: El mar es el hogar de una gran variedad de especies de plantas y animales que son importantes para el equilibrio ecológico del ecosistema. Es importante evitar la pesca ilegal y la captura de especies en peligro de extinción, así como respetar los períodos de veda.

  5. Utilizar medios de transporte sostenibles: Los barcos y las embarcaciones que navegan en el mar pueden emitir gases y contaminantes que afectan la calidad del agua. Es importante que se fomenten los medios de transporte sostenibles, como los barcos eléctricos, y se reduzcan las emisiones de gases contaminantes.

En resumen, cuidar el mar de Chile es tarea de todos. Es importante tomar conciencia de la importancia de proteger este recurso natural y seguir prácticas responsables que permitan garantizar su conservación. Pequeñas acciones cotidianas pueden tener un gran impacto en la calidad del agua y en la preservación del medio ambiente marino.



32 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comentarios

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación
bottom of page