En entrevista con...

Actualizado: abr 5

El Director y Brigadier auditor Denny Salas


Sr. Denny Héctor Salas Lewis, ingresó a la Escuela Naval el año 1973, retirándose el año 1986 con el grado de Teniente primero.


Se integró como socio caleuchano el 31 de mayo de 1996 sede Buque Madre, nombrándolo Sub-Brigadier.


Tras un reconocido trabajo y espíritu caleuchano demostrado en toda ocasión, es designado el 20 de enero del presente año como Director y Brigadier Auditor.


Hoy conversamos con el y nos confesó que estos casi 25 años como caleuchano han sido la etapa más hermosa de su vida:


“Todos aquellos que pasamos por la ESNAVAL, vestimos el uniforme o se han sentido atraídos por los valores, tradición y espíritu Naval y que queremos a nuestra Patria por sobre todo, hemos encontrado la prolongación en el Caleuche de esos valores y de seguir compartiendo los imborrables momentos de amistad, camaradería, aventuras y desafíos que nos ha presentado pertenecer a la Armada, mantener sus tradiciones, su lenguaje tan especial y reencontrarse una y otra vez con los “carretas” durante estos años hace que el Caleuche se vista de una mística muy especial que debemos mantener y acrecentar… estos 25 años me mantienen con las espías pasadas y abarloado a lo que fue la etapa más hermosa de mi vida”.


También nos reveló los nuevos proyectos para nuestros socios y el compromiso que decidió aceptar como Director Auditor:


“Habiendo aceptado recientemente la invitación de nuestro Comandante y Directorio a participar activamente en la Dirección del Buque Madre como Brigadier Auditor, mi compromiso es asegurar que los procesos internos estén documentados, auditados y se incorpore la mejora continua como una filosofía diaria, es más… es el mandato claro y compromiso que tiene fuertemente arraigada la actual directiva”.


Nuestro Brigadier seguirá comprometido creando acciones para un mejor Caleuche, pero insiste en que, para mejores resultados, es un trabajo en conjunto:


“Por muchos años y dedicado a mi labor profesional, prácticamente fui un cadete pasivo del quehacer del Caleuche donde lo que escuchaba trataba de que no me afectara o simplemente dejar pasar, pero cuando recibí la invitación y me incorporé al quehacer diario mi visión cambió, salí de la trinchera cómoda a ser parte de lo que se requiere para que con acciones hagamos un mejor caleuche e impidamos o disparemos todas las contramedidas necesarias para evitar su ataque y no muera, ese desafío es a todos nosotros, hoy siento una Directiva que hace, comprometida y que pone en riesgo mucho capital personal para hacer de nuestro Caleuche la institución que merece y que es a su vez lo que merecemos los que compartimos los valores en que nos forjamos”.


Y porque nuestro lema es “aquí muere toda diferencia” es que también extendió la invitación a ser parte de nuestro buque a todos aquellos que se han sentido atraídos por los valores, tradición y espíritu Naval y que quieren a nuestra patria por sobre todo:


“Fue solo mi deseo personal de seguir de alguna manera junto a la Armada y a mis amigos de años, los que vistieron el uniforme y hoy en la vida civil, reconocerán que uno puede tener buenos y excelentes amigos, pero nunca como son los que encontrará al estar rodeado de “carretas”, por eso solo decir a aquellos que puedan leer estas líneas, dense la oportunidad de seguir navegando en este buque de la amistad llamado Caleuche”.




86 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • White Facebook Icon

© 2021 
¡Viento a un Largo y Buena Mar!