top of page

Entrevista al Director y Brigadier de Mantención

Sr. José Ignacio Jiménez Bernal, no fue cadete regular de la Escuela Naval. El año 1975 siendo alumno de segundo año de la Universidad de Chile, se incorporó por un breve tiempo al Curso especial CANA que en aquel año ofrecía la Armada de Chile. Se retiró prontamente, pero siguió siendo un activo miembro de la familia naval; su amor por la Armada es profundo, y una prueba de ello, es que su único hijo es actualmente un feliz Teniente 1° en servicio activo, Torpedista y uno de sus principales orgullos.


Tras dos años de asistir al Caleuche como invitado de empresas, se integra como Socio Cooperador al Caleuche Buque Madre el 08 de septiembre de 1998, pasando en forma acelerada a Socio Activo el año 2007, en virtud de su buena Hoja de Vida. Asume como Director de Retén el año 2010, y posteriormente ha sido electo en propiedad en varios períodos, virtualmente casi ocho años, los cuales en su mayoría los ha dedicado al área que antes se denominaba "Rancho y Cantina”.


Es un Cadete reconocido por su trabajo y por su espíritu caleuchano, demostrado en toda ocasión que se le ha requerido; siendo participe de varias iniciativas, como por ejemplo promotor y creador de los vinos Caleuche, con todas sus marcas y diferentes envases; cofundador de varias ramas y agrupaciones (Cámara de Historia, Rama de Tiro, etc); diseñador y creador de la maqueta Escuela Naval, que habitualmente exhibimos en nuestra cubierta; y recientemente, fundador de la Cámara “Anclados”.


Por su generosidad al disponer de su tiempo en todo momento y por sus condiciones profesionales y personales, el Directorio lo designó para incorporarse al Directorio, asumiendo el rol de Brigadier de Infraestructura y Mantención a contar del 20 de enero del presente año.


Hoy lo entrevistamos y nos reveló lo que significa para el estos más de 20 años como socio caleuchano.


"Han sido años intensos, que me han permitido volcar todas mis aptitudes hacia la Institución, conocer aún más profundamente a la Armada de Chile, y desarrollar variadas actividades que siento me han ayudado a incrementar mi amor por el Caleuche, nuestra Armada y nuestra Patria, encontrando en ella amistades que se han vuelto verdaderas y muy valiosas para el desarrollo cotidiano de mi vida. El Caleuche es mi segunda casa".


Actualmente, nuestro Brigadier cumple un rol fundamental en nuestro Buque Madre, que es el de Mantención, y quisimos saber en que fase se encuentran los proyectos.


"El tiempo actual, complicado por la Pandemia que atravesamos, nos ha permitido desarrollar una serie de ideas y proyectos que, por la falta de tiempo y escases de recursos, eran muy difíciles de concretar en tiempos normales, en pleno navegar.


Así es como actualmente desarrollamos un intenso trabajo de remodelación integral de nuestras cubiertas e instalaciones, trabajo en la cual han desplegado esfuerzos todos los Directores, especialmente aquellos que su labor atañe a las operaciones, es así como se han cambiado cortinajes, repintado de las diferentes cámaras, se ha pulido el piso, cambiado alfombras, redistribuido el bar, pero quizás lo más emblemático, ha sido la remodelación y transformación de la Cubierta principal, lo que ha significado un elevado esfuerzo, pero está quedando en condiciones de poder desarrollar todas nuestras actividades protocolares y sociales, en un ambiente digno y del estándar que utiliza nuestra Armada.


Fue recubierta con materiales de última generación (Deck), ignifugo y de gran presentación, de fácil y bajo costo de mantención; incorporando además un escenario, un púlpito para DJ, e incorporando portalones abatibles. También se refacciono el puente existente en cubierta, incorporándolo a la estructura global de las instalaciones.


Pero eso no es todo, nuestras metas son ambiciosas, y si nuestras fuerzas y Dios así lo permite, integraremos un potente sistema de Aire Acondicionado a nuestra cubierta, lo cual ya estamos trabajando en conjunto con el Brigadier de Explotación de Activos, con quien además estamos trabajando en repotenciar y reestructurar nuestras cocinas, modernizándolas e implementando sistemas nuevos de Cocina institucional de calidad y excelencia, lo que además de incorporación y renovación de equipos, implica un gran cambio cultural en el manejo operativo de la compleja labor de restauración.


Por último, y no menos importante, la tarea pendiente de normalizar el sistema eléctrico de nuestra sede es imperativo y fundamental. Nuestras vetustas instalaciones adolecen de información y estandarización de los diferentes proyectos eléctricos que se han desarrollado en el transcurso del tiempo, lo que actualmente representa un gran problema desde el punto de vista técnico, operativo y de seguridad, por lo que es necesario darles una solución ingenieril acorde a nuestras necesidades y a las que las normas legales estipulan; y es