top of page

Cierre de Bitácora de un notable Comandante


El Almirante Víctor Hugo Larenas Quijada, nació en Santiago un 30 de junio de 1933. Se casó con María Ester Mantellero con quien tuvo 4 hijos. Marcela, Víctor Alejandro, María Gabriela y María Paz.


Ingresó a la Armada de Chile en 1948, a la edad de 15 años. Perteneció a la Generación 52 y logró desarrollar una importante carrera naval que lo llevó a ser Capitán de Navío y posteriormente a alcanzar el grado de Contraalmirante Su amor por el mar y la Armada de Chile, lo compartió con uno de sus hijos, el Capitán de Corbeta (R) Sr. Alejandro Larenas Mantellero y su cuñado CA Sr. Alberto Mantellero Ognio, ambos abrazaron sus mismos sueños y anhelos que solo los navegantes pueden entender y valorar.


Después de haber estado 36 años en la Armada, se retiró de manera voluntaria en 1984. Sin embargo y como todo buen marino, sus deseos por seguir navegando seguían vivos y aventureros. Es por esto, que a los 55 años decide incorporarse al Caleuche y para ello es patrocinado por los cadetes activos de esa época: Carlos López Muñoz, Alberto Casal Ibaceta y Edgardo Streeter Valdés. Su ingreso a nuestro buque se hizo realidad el 17 de mayo de 1988, como socio activo.

En esos años su cuota de incorporación fue de $10.000 y su escalafón asignado por el Buque Madre fue el 804. Y como todo aquel que ingresa a nuestra Corporación Caleuchana se dispuso a disfrutar de la camaradería y todas las actividades caleuchanas.


En 21 de mayo de 1996 asumió la presidencia de la Corporación Caleuchana, cargo que lideró en 4 períodos por lo que debió enfrentar los desafíos propios de un institución que en esos años buscaba expandirse y también consolidar lo que ya se había construido con tanto esfuerzo por parte de todos los socios. Fueron años nobles y exigentes.


Recorriendo su hoja de vida y su historia caleuchana, se puede constatar el vigor y el sentido innovador que tenía el Comandante Larenas, atributos de su liderazgo que lo llevaron a presidir con mucho éxito los objetivos que impuso a su gestión: concretó la venta del ex Fondeadero “Almirante Patricio Lynch”, lo que permitió sanear una difícil situación económica que atravesó nuestra institución. En sus primeros años, logró importantes avances del Fondeadero “Prat” que permitieron su materialización. También hay que destacar las valiosas donaciones de libros que realizó, entre ellas 6 tomos de la “Historia del Ejército de Chile”.


En el año 2004 y de manera anticipada presentó su renuncia y en uno de los párrafos de la carta presentada al directorio de la época en la que distingue los avances del Fondeadero Prat, señaló: todo ha sido alhajado con mucho gusto estético y el tesoro histórico que contiene se encuentra entre los más valiosos del patrimonio nacional en lo naval. La reciente remodelación del Bar ha contribuido a darle a nuestro Fondeadero un ambiente grato y amplio que antes no tenía. Hay muchos caleuchanos del Buque Madre a quienes debo agradecer por haber dedicado tanto tiempo y esfuerzo en lograr lo que tenemos. En el espíritu del Comandante Arturo PRAT, reciban mis queridos connavegantes mi más cariñoso y fraternal saludo”, concluye en su carta.


Posteriormente, el 4 de septiembre de 2014, se le concedió la designación vitalicia de Brigadier Mayor Emérito reconocimiento que recibió durante el Bogatún de Combate “Angamos” de ese año.


El Almirante Larenas, del año 2014 al cuatro de julio de 2023, permaneció como Cadete Honorario bajo el registro H-1351. En total, 35 años como caleuchano.


Hoy, ya partió. Hoy, ya nos dejó, pero su recuerdo imborrable se mantiene navegando en el mar.


66 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti

Valutazione 0 stelle su 5.
Non ci sono ancora valutazioni

Aggiungi una valutazione
bottom of page