Aniversario Caleuche - 88 años de historia

¡Poner Atención la Tripulación!, … les habla el Presidente/Comandante:


Cada 13 de mayo, nuestra Institución conmemora un nuevo aniversario de su creación. El Centro de Ex Cadetes y Oficiales de la Armada “Caleuche”, alcanza hoy la madura singladura número 88 de su Bitácora de Mar.


Una idea que floreció en la mente y corazón de un grupo de ex - Cadetes Navales de la Plaza Brasil de Santiago, que se inspiraba en el deseo de prolongar los sentimientos de camaradería que habían aprendido a valorar en la vieja casona de la Escuela Naval, allá en el Cerro Artillería de Valparaíso, es la que vio su materialización en el acto de fundación formal de nuestra Institución, el 13 de mayo de 1933.


Bajo la conducción de quien fuera nuestro primer Brigadier Mayor y Presidente del Caleuche, el Capitán de Navío Sr. Santiago Zavala Aguirre, y del Directorio que se constituyó el 23 de octubre de ese mismo año 1933, se dio forma a las estructuras institucionales que hoy lucimos con orgullo, ya que nos han permitido soportar los embates del tiempo, diferenciándonos de tantas otras instituciones similares que zozobraron en su intento.


Pero a diferencia de otros años, en vez de juntarnos a conmemorar tan memorable fecha en revitalizante camaradería, en esta oportunidad y por segundo año consecutivo, estamos forzados a sólo recordarla desde nuestro confinamiento, respetando el distanciamiento social que imponen los expertos para enfrentar la implacable amenaza del COVID-19.


El desastre global que esa situación impone a toda la Sociedad también impacta muy duramente a nuestra Corporación. El Buque Madre, aun a flote y bien adrizado, sigue enfrentando un durísimo temporal de dimensiones inéditas e históricas. Con los ingresos reducidos a sólo las cuotas sociales que aportan los Socios; con muchos de ellos impedidos de contribuir por la masificación de los problemas económicos que la pandemia trae aparejados; cargando con la responsabilidad por nuestros Trabajadores, que ahora están enfrentando un durísimo drama social al ver reducidos radicalmente sus ingresos; y con muchos compromisos ineludibles que debemos seguir asumiendo para sostener nuestra continuidad institucional; todo nos ubica en una situación extremadamente difícil.


No lo podemos negar; las olas nos están golpeando muy fuerte y dañan el casco, algunas fisuras colapsan y el agua comienza a filtrarse hacia el interior.


Como el año pasado les manifesté, para esas maniobras el estado de nuestra nave es importante, y personalmente veo con optimismo sus fortalezas; pero en medio de lo que será una prolongada crisis, como ya les había advertido, mucho más determinante es el estado de unidad de nuestra Tripulación. Por eso, necesitamos reforzar las amarras de nuestra hermandad caleuchana, para permitirnos seguir enfrentando juntos estos duros tiempos.


Y para eso, debemos seguir enfocándonos siempre en el mejor destino del “Caleuche”, porque nuestra responsabilidad hoy es seguir asegurando que esta nave continuará con su eterno navegar, transportando en sus cubiertas el espíritu de todos aquellos que han sido o que serán parte de su Tripulación, cultivando la camaradería, preservando las tradiciones navales y rindiendo un perpetuo homenaje a las glorias de nuestra Armada.


Me despido de ustedes, Tripulantes de la Corporación Caleuchana del litoral nacional y de ultramar, deseándoles que se conserven con salud y ánimo; haciendo votos por el eterno navegar del “Caleuche” y por la memoria de todos aquellos que lo han tripulado, impregnando con su espíritu cada rincón de esta preciosa Institución.

Con un fraternal abrazo: ¡Caleuche, Feliz Aniversario!,

¡SALUD Y VIENTO A UN LARGO!

34 vistas0 comentarios